Live Streaming

Nuestra guía para crear el mejor evento de live streaming

El mundo del live streaming es cada vez más grande, con opciones que van desde filmar directamente en un teléfono móvil o portátil a la incorporación de grabadoras de audio avanzadas para aumentar la calidad. Las plataformas también son numerosas, cada una con sus propios pros y contras. Este es un artículo especialmente dirigido a artistas, managers y promotores.

Autor: Ben Tipple, Content Production Manager de Ticketmaster UK

Ahora que el interés y uso del streaming ha crecido como la espuma entre los artistas que quieren estar cerca de los fans, hemos reunido algunos consejos rápidos y simples sobre cómo aprovechar al máximo tu evento online.

¿De pago o gratuito?

Define el propósito

Lo primero es lo primero. Es el momento de decidir el propósito del live streaming. Mientras que muchos están utilizando las redes sociales principales para ofrecer actuaciones privadas a los fans, algunos están aprovechando la oportunidad para recaudar fondos para apoyar recintos, profesionales de la industria sin trabajo o apoyar a otras causas benéficas.

Host pagado por contenido

Plataformas como Universe te permitirán crear un evento online de pago y ponerte en contacto con los fans con un enlace privado (con contraseña opcional). YouTube puede ser tu amigo aquí también, ya que te permite configurar un circuito dirigido sólo para aquellos con un enlace único, pero tiene algunas restricciones sobre las visualizaciones.

Crea un evento gratuito

Otra opción más sencilla es combinar las dos. Organizar un evento online de acceso gratuito y fomentar las donaciones. O simplemente transmitir al mundo, de forma gratuita, y lanzar el mensaje por ahí. Todavía puedes usar plataformas como Universe para rastrear el interés y comunicarte directamente con los fans sin poner el contenido detrás de un paywall.

Escoge tu plataforma de streaming

Los cinco grandes ahora son Instagram, YouTube, Facebook, Twitch y Twitter, pero hay muchas más opciones disponibles. Elegir el mejor en última instancia se reduce a las preferencias individuales.

Considera tu audiencia

Ten en cuenta el tamaño de tu audiencia y dónde están acostumbrados a interactuar contigo. Si te relacionas principalmente con los fans en Instagram, hay poco valor en un streaming en Facebook y viceversa. Recuerda que la mayoría de las plataformas enviarán una notificación push a los seguidores y/o suscriptores, así que Retransmitir a través de tu canal con más seguidores puede ser una solución rápida y ganadora.

Decide tu formato

Dicho esto, puede haber otros factores a tener en cuenta. Facebook Live, por ejemplo, no permite la emisión simultánea (transmisión a través de múltiples plataformas al mismo tiempo), e Instagram está diseñado para el vídeo vertical. Facebook y YouTube te permiten preseleccionar un live streaming e incluir una imagen en espera para que los fans sepan qué está pasando y cuándo.

¿Todavía no estás seguro de qué elegir?

Dependiendo de cómo quieres que el vídeo se vea y sienta, y dónde quieres que la gente lo vea, quizás tengas que hacer un análisis más profundo acerca de cada plataforma. Para los principiantes, y aquellos que buscan una solución efectiva y sencilla, será utilizar la plataforma en la que tus fans estén más acostumbrados a verte. Es, sin duda, la mejor forma de arrancar tu primer streaming.

¿Pregrabado o en directo?

Pregrabado

Plataformas como Facebook y YouTube permiten estrenar un vídeo grabado con antelación, aportando similares beneficios a un directo pero sin los riesgos. Sin embargo, los fans pueden saberlo, así que trata de no fingir que vas a transmitir en directo con un vídeo grabado previamente. Se darán cuenta.

En un punto intermedio

Cargar un vídeo pregrabado es simple, con todas las plataformas proporcionando una guía paso a paso. Dicho esto, la belleza de transmitir en directo está en la interacción directa con los fans, así que incluso si estás ofreciendo un vídeo pregrabado, vale la pena asegurarte de que estás allí, presente en el chat o la sección de comentarios mientras se reproduce el estreno.

En directo

Sin embargo, los fans prefieren los vídeos en directo a los pregrabados. Nada supera la emoción de ver una actuación 100% en vivo. Si puedes transmitir en directo y no estar luchando contra conexiones a Internet poco fiables u otros problemas logísticos, es muy recomendable.

Selecciona tu equipo

Utiliza tu teléfono móvil

La configuración de streaming más simple, dependiendo de lo que realmente estás planeando mostrar, es un teléfono y una buena conexión Wi-Fi. Facebook, Instagram, YouTube, Twitch y Twitter te permitirán retransmitir en directo al momento haciendo click en el botón «Go live». Si te interesa, incluso existen negocios dedicados a ayudarte a maximizar la calidad de tu live streaming.

Transmisiones de alta gama

Desde casa, puedes comenzar a incorporar sincronizadores que te permitan filmar en equipos de vídeo profesionales y transformarlo instantáneamente en material listo para webcast. También puedes utilizar software dedicado para añadir títulos, gráficos y mucho más. Si tienes el presupuesto y el conocimiento técnico, hay incluso la posibilidad de construir un estudio de alta calidad con múltiples cámaras.

Los fans, sin embargo, están acostumbrados a interactuar a través de teléfonos, y equipos de menor calidad pueden ofrecer la misma intimidad y emoción que las producciones con equipos de alta gama. Recuerda siempre que el audio es tan importante como el vídeo.

Los sonidos son importantes

Para cualquier actuación en directo – ya sea música, comedia o monólogos – el audio es clave. Es posible perdonar una cámara de baja calidad y un ángulo ligeramente cuestionable, pero si los fans no pueden oírte, se acabó el juego.

Para la máxima calidad

Hay muchos micrófonos profesionales que pueden conectar directamente a tu teléfono, portátil o tablet para un aumento instantáneo en la calidad del sonido. Si vas a usar un codificador, considera también utilizar una mesa de mezclas de audio.

Comprueba los ajustes

Sea cual sea la configuración, recuerda comprobar la configuración del micrófono con antelación. Asegúrate de que esté a un nivel constante, que el sonido no se queme, que no haya interferencias y que nada esté causando un corte en el audio.

Volver a lo esencial

E incluso en el nivel más básico, un teléfono inteligente o portátil de buena calidad tendrá un micrófono adecuado incorporado.

Elige una fecha y una hora

Ahora es el momento de centrarse en el cuándo. No hay ninguna regla segura o rápida aquí, ya que dependerá de tu público, pero deja que te mencionemos algunas cosas a tener en cuenta:

  • Si tienes una audiencia internacional, ten en cuenta las zonas horarias. Encuentra aquella franja que funcione mejor para todos los mercados.
  • Averigua en qué momento tus fans interactúan más con tus plataformas sociales y trata de transmitir en directo durante esos momentos.
  • Asegúrate de hacerlo en un momento en el que tengas una buena conexión a Internet.
  • Asegúrate de dejar suficiente tiempo para que el mundo sepa qué está pasando.
  • Considere el streaming con un aviso previo mínimo de 30 minutos para evitar conflictos con otros, especialmente durante el clima actual.

Deja que la gente sepa qué está pasando

Puede ser tentador transmitir en directo sin previo aviso y confiar en las notificaciones push en la plataforma que vayas a utilizar. Pero, como siempre, dejar que tus fans sepan lo que está pasando con suficiente antelación puede cosechar enormes beneficios.

Promociona el evento online a través de todas tus redes sociales. Recuerda, no solo tienes que publicarlo en el canal al que estás transmitiendo.

Y aquí hay un consejo clave – que la gente sepa dónde va a suceder el evento, no sólo cuándo. Si puedes incluir un enlace directo a una transmisión en directo programada previamente, hazlo. Cuanto más fácil sea el proceso, más grande será el público que tendrás.

Prepárate

Revisa tu conexión a Internet

El streaming ha evolucionado enormemente en las últimas dos décadas, pero una conexión Wi-Fi o de red estable sigue siendo vital.

Lleva a cabo un test con suficiente tiempo antes del evento online para solucionar cualquier problema posible. Una herramienta gratuita como Speedtest puede ayudar a determinar si tu conexión es lo suficientemente rápida y fiable. Si compartes una casa con otras personas, pídeles amablemente que se alejen de cualquier dispositivo que puedan utilizar durante tu transmisión.

Haz una prueba

Si puedes, haz un test. Configura un evento online privado y pídele a un amigo o familiar que inicie sesión. Hazlo con tiempo suficiente para hacer cualquier cambio en el equipo, conexión a Internet o plataforma según sea necesario. Un ensayo para una transmisión en directo es tan importante como para un concierto.

Piensa en el fondo

La calidad general de un evento online se puede mejorar aún más considerando el entorno. Un poco de enfoque en el diseño y los interiores pueden marcar la diferencia.

Momento de transmitir en directo

Una vez hayas ordenado todo lo anterior, es el momento oportuno para transmitir en directo.

No te preocupes por aparecer súper profesional. Los fans están acostumbrados a ver incluso a los más famosos mover la cámara para un mejor ángulo, inclinarse para leer comentarios y descansar un momento durante la actuación para volver a centrarse. Lo que a ti puede hacerte sentir incómodo es muy probable que el público lo vea como algo totalmente natural.

Sobre todo, interactúa con los fans. Aprovecha distintos momentos para leer y responder a los comentarios, aceptar solicitudes (cuando sea apropiado y posible) y aprovechar la oportunidad para estar cerca al público.

Por último, diviértete. Como siempre en nuestra industria, si estás disfrutando, lo más probable es que los fans también.